Probando la alabanza que agrada al Señor (5a y última parte)

por Universo Cristiano 22/06/2011 11 comentarios

Probando la alabanza que agrada al Señor (5a y última parte)

Por Zabdiel Torres. Si ha seguido esta serie de artículos, habrá visto que el Orden Divino en la alabanza y la adoración a Dios está prefigurado en el Antiguo Testamento en el Altar del Incienso del Tabernáculo y que nos exige santidad en sus tres elementos ministeriales: 1) el incienso (correspondiente a la letra de nuestra alabanza que siempre debe estar acorde con la Palabra de Dios); 2) el fuego (la música, que debe ser espiritual); 3) el sacerdote (el intérprete o el adorador que debe tener un corazón correcto). Dios no acepta incienso, fuego ni sacerdote extraños, lo que significa que hay una letra correcta, una música correcta y un adorador correcto que al Señor le agrada (al final del artículo están las ligas a todos los artículos de esta serie).

Efesios 5:8 y10 dice: “Porque en otro tiempo erais tinieblas; mas ahora sois hijos de luz en el Señor: andad como hijos de luz. […] Aprobando lo que es agradable al Señor”. Dios nos pide que aprobemos lo que es agradable a Él, y que reprobemos lo que no le agrada. Debemos hacer a un lado nuestros gustos e inclinaciones y preferir lo que es bueno para Dios. ¿Cómo podemos aprobar la alabanza que agrada a Dios y reprobar la que no le agrada? Es necesario aplicarle una evaluación sincera con base en los principios que hemos aprendido. A continuación exponemos algunas preguntas que pueden ser útiles para evaluar cada aspecto de nuestra alabanza.

La prueba del incienso

Es el más fácil de distinguir, su color y su aroma son reconocibles incluso desde antes de quemarse. Debemos preguntarnos si la letra de nuestra alabanza resiste el análisis de la Palabra de Dios:

• ¿Se basa en las palabras de Cristo y vida piadosa (1 T. 6:3-4) o tiene afirmaciones humanistas (el centro es el ser humano y no Dios)?

• ¿Es consistente con la Palabra de Dios o entra en contradicción con ella?

• ¿Se refiere a Dios de una manera clara y explícita o puede leerse como cualquier letra de una canción secular?

• ¿Dice la verdad sobre la vida o miente?

• ¿Tiene alguna resolución (comienzo y fin) o se queda en el aire sin ningún final, sin ninguna conclusión clara (ideas sin mensaje)?

La prueba del fuego

El fuego no es tan fácil de distinguir, todos los fuegos aparentemente son iguales y parecen tener el mismo poder calórico. Sin embargo un bombero debe estudiar mucho para distinguir los diferentes tipos de fuego, dependiendo de su origen, si quiere sobrevivir y ser útil en un incendio. Si ha leído esta serie de artículos, tiene elementos suficientes para hacer una correcta evaluación de la música aplicada en su alabanza.

• ¿Es una música espiritual donde la armonía y el ritmo están sometidas a la melodía, así como nuestra alma y cuerpo deben estar sometidos a nuestro espíritu redimido? (ver artículo sobre La música espiritual).

• ¿Los instrumentos musicales principales son melódicos que permiten hacer un énfasis en la melodía (flautas, piano/teclado, violines, trompetas etc.) o son instrumentos rítmicos que hacen énfasis en el ritmo (batería, guitarras eléctricas, tambores, bajo, etc.)?

• ¿La música está en equilibrio o, usando el término bíblico, es sobria? O tiende al desequilibrio donde hay disolución, es decir rompimiento con una clara conciencia de Dios (ver "El equilibrio musical" en el artículo sobre La música espiritual).

• ¿La música eleva la adoración (letra) como un perfume agradable y delicado? O es un fuego incontrolado que chamusca y ahoga lo que se canta (la letra no se entiende a causa del estruendo o el ruido).

La prueba del sacerdote

Todavía es más difícil de distinguir, pero no imposible. Dios conoce los corazones y es el único que puede tener un panorama completo del adorador. Sin embargo, podemos estar atentos a ciertos aspectos “visibles” para probar lo que es agradable al Señor.

• ¿Hay frutos en el adorador (Mt.7:16)? O su testimonio no es lo que debería ser como sacerdote.

• ¿Es humilde o tiene problemas de soberbia? Si su intención es hacer un “show” (demostración) de su habilidad o de su vestimenta entonces no es un adorador con un espíritu quebrantado.

• ¿Se ve a sí mismo como un canal o un vaso inútil por donde fluye el poder de Dios? O piensa que es un instrumento con algún valor y que tiene un talento especial que presenta delante de Dios como una ofrenda personal, como hizo Caín al ofrecer el fruto de su esfuerzo (a Dios no le interesa nuestras habilidades ni capacidades, antes se deleita en transformarlas en Sus habilidades y Sus capacidades para mostrar su gran poder).

• ¿Tiene como meta ser rico en buenas obras o su meta es ser rico en dinero? ¿Considera lo que hace como un ministerio o como una forma de ganarse la vida? ¿Canta lo que agrada a Dios o “lo que mejor se vende”? (esta es la doctrina de Balaam: la utilidad material a costa de la muerte espiritual del pueblo; Num. 31:16).

 

En general, podemos decir que la prueba de una alabanza correcta a Dios se ve manifestada en la vida de los oyentes. Aunque la alabanza debe estar dirigida a Dios, es necesario entender que Él no necesita de nuestra alabanza. Si nosotros no le alabáramos, Él seguiría siendo el mismo Dios con toda su gloria y majestad. Quien más se beneficia de la alabanza a Dios es quien la practica, pues al mirar la gloria de Dios somos transformados en la misma semejanza de Él (2 Co. 3:18).

Si la alabanza no produce una mejora en la forma de ser y en la moral (la capacidad de distinguir lo bueno y lo malo) del creyente, entonces su alabanza no está de acuerdo al Orden Divino que Dios ha establecido. Si las alabanzas y la música cristiana que nuestros jóvenes escuchan no desarrolla en ellos el carácter de Jesucristo, sino que produce en ellos rebelión, apatía, sensualidad, amistad con el mundo y sus modas, etc. entonces no se trata de una adoración correcta, sino de una falsificación satánica para mantenerlos en esclavitud espiritual. Un cristiano atrapado en la música que no proviene de Dios tendrá un obstáculo muy grande para caminar con Cristo.

Robert Ewing dijo en su libro Las siete verdades clave (INMP, 2002, p. 37): “Ninguna adoración del alma, ni ópera de la mejor calidad o jazz, puede sustituir la divina conexión que solo la adoración a Dios nos proporciona. Tampoco puede algún celo equivocado o fuego extraño de otro espíritu, participar en esta adoración, sin ministrar muerte al adorador”. Y yo agregaría: “… y sin ministrar muerte a quienes lo escuchan. Si usted necesitara ser operado del corazón, ¿dejaría que lo operara un médico que no ha sido aprobado en la escuela de medicina y probado en la práctica profesional? Aprobemos lo que es agradable delante del Señor (Ef. 5:10) y alabemos de acuerdo a su perfecto Orden.

 

Entregas anteriores:

El orden divino en la alabanza: las Fuentes (introducción)

El orden divino en la alabanza: el Incienso (1a parte)

El orden divino en la alabanza: el Fuego (2a parte)

El orden divino en la alabanza: la música espiritual (3a parte)

El orden divino en la alabanza: el Sacerdote (4a parte)

11 comentarios hasta ahora

Escribe un comentario
  1. Lucy León
    Lucy LeónAutor 22/01/2016

    Excelente artículo. Lo malo es que quienes no tengan un genuino conocimiento del amor de Jesucristo para con todos lo utilizarán para condenar a los cantantes o para señalar a las iglesias, que triste.

  2. Thalia Juarez
    Thalia JuarezAutor 10/12/2015

    Buenas noches: Estoy buscando una iglesia con alabanza genuina para Dios.Podrian comentarme si ustedes utilizan bateria en su alabanza? Agradezco su respuesta,sin causar algún tipo de ofensa a mi pregunta.

  3. Tania Rivas de Cabrera
    Tania Rivas de CabreraAutor 09/09/2015

    Excelente artículo, me ha sido de mucha bendición. Confirma muchas cosas que hace tiempo he venido preguntándome sobre la alabanza. Que Dios siga añadiendo mucho más a su vida. Dios lo bendiga

  4. Fran
    FranAutor 11/01/2015

    DIOS les bendiga, me gustaria compartir este tema en mi blog. Puedo contar con su permiso? Gracias y saludos.

  5. scarlet
    scarletAutor 05/12/2012

    hola quisiea adquirir el libro Las 7 verdades clave de Rober Ewing podrian darme la editorial o donde lo puedo adquirir gracias

  6. Angel Libertad
    Angel LibertadAutor 24/06/2011

    Bueno, es cierto la albanza a Dios debe reunir requisitos espirituales, ¿Pero en realidad lo son en la iglesias cristianas? Lo que he observado, y principalmente en los templos pentecostes, es que los cantos en lugar de elevar el espiritu, aturden el corazon. Yo me pregunto, ¿Que no eran mejor los cantos entonados con organo o guitarras de caja, y que no era mas practico seguir los himnos historicos y verdaderamente ungidos que nos dejaron los cristianos de ayer? Analicemos por donde andamos.

  7. María Esther Hurtado
    María Esther HurtadoAutor 23/06/2011

    Excelente artículo. Que Dios lo siga bendiciendo y dando sabiduría y revelación de Su Palabra para compartirla con nosotros.

  8. William Tercero M.
    William Tercero M.Autor 28/10/2010

    Bendiciones. Araíz de tener que enfrentar pruebas recientes en la iglesia que pastoreo, he dedicado tiempo a meditar, estudiar y predicar sobre el tema de la alabanza en medio de las pruebas. Es así como llegué a este sitio. Y quisiera compartirles el enlace del blog donde pueden encontrar dos estractos de mis sermones. Espero les sea de mucha bendición. http://vidaeternablogs.blogspot.com/

  9. ypo
    ypoAutor 22/06/2009

    checarrr

  10. JOAQUIN CORTES
    JOAQUIN CORTESAutor 19/06/2009

    AMADO HERMANO, HAS TRAIDO UN POCO DEL INCIENSO Y FUEGO DE JUDA, PORQUE PRIMERO ES JUDA(ALABANZA), SIEMPRE EN TODAS LAS GUERRAS DE ISAREL, JUDA FUE EL PRIMERO EN ESTAR AL FRENTE, SIN ELLO ES IMPOSIBLE SOSTENERSE EN PIE DE LUCHA, EN LA ALABANZA ESTA LA VICTORIA Y LA TRANSFORMACION, EN ACORDE CON LA OTRA ALA DEL AGUILA:LA PALABRA PODEROSA DEL SEÑOR, DIOS NOS CONCEDA GRACIA Y AMOR PARA DEVELAR CADA DIAS SUS CAMINOS, FELICIDADES Y ADELANTE.

  11. d glz
    d glzAutor 19/06/2009

    Excelente artículo. Totalmente opuestas las expresiones de los cantantes del articulo "Dicen Gándara, Goodman y Campos que su música no pretende evangelizar", publicado aqui mismo.

Añada un comentario ¡Sus datos están protegidos! Su correo electrónico no será publicado. No compartimos la información de nuestros usuarios con terceros. Todos los campos son requeridos.