Testimonio de JORGE SIVISSTUM

28/04/2004 0 commentarios

En ésta oportunidad les contaremos el testimonio de Pablo Nathanél SIVISSTUM, de como Dios lo resucitó de entre los Muertos, una noche de agosto del año 1995. Sucedió que, estando la familia SIVISSTUM trabajando en la Obra de Dios en el campo Misionero, en un pequeño pueblo del Paraguay llamado Isla Pucú, una noche muy fría, cuando todos se fueron a dormir, siendo más o menos las 2 de la madrugada, Pablito (era el hijo menor en aquel momento, había cumplido recién 1 añito de vida), lloró de una manera muy extraña. Balbina(su madre) despertó asustada por el grito de su hijo, fué como un ahullido estremesedor. No era para menos, cuando miró a su hijo, exclamó ¡JORGE NUESTRO HIJO SE MUERE!, nosé que le pasa, Pablito, ¡PARESE QUE YA NI RESPIRA! (GRITABA). PABLITO estaba muerto, su rostro quedó desfigurado, sus ojos se dieron vuelta para atráz, no entendían porqué?, JORGE lo tomó en sus brazos, palpó sus venas, NO RESPIRABA. Jorge cierra sus ojitos. Ambos lloraban y ORABAN, preguntando al señor PORQUE?, o si quizás habían pecado contra Él, PEDÍAN PERDÓN. Fueron delante del Púlpito (vivian en la casa Pastoral de la Igesia donde Pastoreaban), clamaban al señor preguntando, ¿que pasa Señor, porque pasa esto?, Jorge le reclaba ¡ESTAMOS HACIENDO TU OBRA SEÑOR, HEMOS DEJADO TODO PARA SERVIRTE!, ¿PORQUE?, LLORABAN DESCONSOLADAMENTE. Hasta que JORGE le dijo al señor, si tu quieres llevarlo, llévatelo, Tú nos diste, y tú nos quitas, tuyo es el poder de dar y de quitar, de lavantar y de humillar, de matar y dar vida, tú haces como quieres. En ese momento Dios habló, y le dijo, MI SIERVO, ASÍ COMO LLORAS POR TU HIJO, QUIERO QUE LLORES POR LAS ALMA QUE SE PIERDEN MINUTO A MINUTO Y QUE DECIENDEN AL INFIERNO, QUIERO QUE DERRAMES TU ALMA Y TUS LÁGRIMAS EN MI PRESENCIA POR ELLOS. Y POR CUANTO TÚ NO ME HAZ MEZQUINADO TU HIJO, TU MENOR, AL QUE ÁMAS, YO TE LO VOY A DEVOLVER, TE LO VOY A RESUCITAR, PORQUE YO SOY LA RESURRECCIÓN Y LA VIDA, ÉL QUE CREE EN MI AUNQUE ESTÉ MUERTO VIVIRÁ. Pon tu mano sobre ÉL y ORA por Él. JORGE no tardó en obedecer al Señor, IMPÚSO SU MANO DERECHA SOBRE PABLITO, LO MIRÓ FÍJAMENTE, (PABLITO ESTABA AZULADO, FÉO, CON OLOR PORQUE HABÍA PASADO YA 6HORAS) Y LE DIJO, PABLO RESUCITA AHÓRA EN EL NOBRE DE JESÚS, Y PABLO ABRIÓ SUS OJOS Y LLORÓ Y LLORÓ TAMBIÉN VOMITÓ ALGO VERDOSO PODRIDO, PABLITO HABÍA RESUCITADO. DIOS HIZO COMO EL QUIZO, PARA DEMOSTRARNOS QUE ÉL TIENE PODER PARA RESUCITAR MUERTOS, HACER CAMINAR PARALÍTICOS ETC. PARA ENSEÑARNOS MISTERIOS Y QUE CAMINEMOS COMO EL QUIERE, EN SU PERFECTA VOLUNTAD. A EL SEÑOR SEA LA GLORIA, LA HONRA Y LAS ALABANZAS POR LOS SIGLOS DE LOS SIGLOS, AMÉN, AMÉN. VISITE WEB www.sivisstum.tk

0 comentarios hasta ahora

Escribe un comentario

Añada un comentario ¡Sus datos están protegidos! Su correo electrónico no será publicado. No compartimos la información de nuestros usuarios con terceros. Todos los campos son requeridos.